Rachel Tourgeman

Una luz en la comunidad
Por Sonia A. Valdés / Fotografía Acosta Studio
November 1, 2019
No items found.

Hablar de Rachel Tourgeman es sinónimo de alegría, optimismo, entrega y pasión. Todas estas características la han convertido en la persona que es hoy: una mujer profesional que desde su puesto de trabajo le ha tendido una mano a su comunidad. 

No podemos exponer su gran historia de vida si no nos remitimos a sus orígenes, dotados de varias culturas y una familia enfocada en salir hacia adelante. 

La pregunta obligada, ¿de dónde es el apellido Tourgeman? Viene desde África, Israel y Marruecos, desde donde parten sus abuelos hacia Panamá en busca de una nueva vida. Allí inician un negocio de telas, ropa y joyería. “Soy panameña”, nos dice. 

Un fuego cambia sus vidas 

La tienda que era el sostén de la familia se pierde en un fuego. Era un sábado, un día sagrado para los judíos Sabbat, pero no pudieron hacer nada, dijo su abuelo, y dejaron que pasara el incendio. Tiempo después, decidieron probar suerte en Estados Unidos.

El primer destino fue Nueva York, en donde los padres Rachel deciden mudarse con sus seis hijos y con muchos sueños. Ella apenas tenía tres meses de nacida. Como todo inmigrante tuvieron necesidades, pero eran una familia muy unida y con muchos deseos de prosperar.

Un poco más crecida, comenzó a estudiar en la Fisher Middle School, después continuó en el Miami Dade College. Hubo un momento en el que estudiaba y trabajaba para apoyar a su familia. 

Su primer trabajo fue en el teatro que hoy se conoce como Jackie Gleason. Así, estudiando y trabajando terminó sus estudios en la Florida International University y se graduó en Ciencias Políticas y Psicología.

Sus comienzos en el gobierno

Dentro del Departamento de Trabajo empezó a sentirse útil y decidió enfocarse en ayudar a que las personas consiguieran el empleo que tanto necesitaban. Su pasión por ayudar al prójimo la convirtió en una empleada ejemplar.

Su esfuerzo y entrega la llevaron a convertirse en el número uno de toda la región. La sorpresa de la noticia vino antecedida por un susto. Según contó, el jefe de la región llegó un día a la oficina y pidió hablar con ella.

Rachel, asustada, pensó que había hecho algo mal. Sin embargo, la llamada era para felicitarla y darle la noticia de que había llegado hasta la posición número uno. Su jefe quería que ella les explicara a los demás trabajadores cómo había podido ayudar a tantas personas siendo la más joven del equipo y con solo un año en el lugar. 

No items found.

Siguiendo las instrucciones de su jefe, Rachel preparó una presentación y, a sus cortos 22 años, se da cuenta de la habilidad que Dios le había dado para hablar en público.

Se le presenta una excelente oportunidad de empleo en el Condado de Miami Dade para unir a los distintos grupos étnicos, proyecto que desarrollo con gran éxito y fue reconocida por el presidente Bill Clinton cuando era parte de ese programa. En ese punto ya era la directora de Relaciones del Servicio Humano del Condado, también creó un programa radial llamado Niños para la Paz. 

Ahí se enfocó en la niñez creando alianzas con otros líderes junto a los que iba a visitar escuelas y enseñar que se puede vivir sin violencia. Durante las visitas, los niños hacían obras de teatro en las escuelas y comenzó el Movimiento NO a la Violencia, un programa en donde se les enseñaba a los menores a pintar y a escribir sobre este flagelo. 

Nueva oportunidad

Después de cerca de tres décadas trabajando para el Gobierno, llegó una época sumamente difícil en donde hubo un recorte en el presupuesto y queda sin trabajo. En ese tiempo ya Rachel formaba parte del board de la Florida National University.

Había nacido una gran amistad entre la presidenta y CEO de la FNU, la Dra. María C. Regueiro y Rachel, de esa relación se creó un puesto de trabajo: directora de Relaciones Comunitarias.

Desde aquí surgió otra oportunidad para continuar ayudando a la comunidad el proyecto Powerhouse, encargado de crear conciencia en los niños, jóvenes y adultos sobre la violencia doméstica, el tráfico humano y la desaparición de niños. 

La idea este plan surgió en una de las reuniones del comité de la Fundación Dr. José Regueiro, de la FNU, donde había tanta gente que Tourgeman pensó que era una casa muy poderosa y de ahí nació el nombre en inglés. 

Es prácticamente imposible enumerar todos los reconocimientos que Rachel ha tenido, pero con mucho orgullo queremos resaltar el más reciente en donde fue homenajeada con el Doctorado Honorario en Ministerio por la Universidad Trinity Theological Seminary del South, como celebración de los 35 años que ha entregado a tratar de mejorar la vida de las personas en nuestra comunidad. También recibió reconocimiento internacional por parte de la prestigiosa fundación Carl Bertelsmann, en Dinamarca. 

Rachel Tourgeman 

Directora de Relaciones Comunitarias

Tel: 305 821 3333 Ext 1087

Email: rtourgeman@fnu.edu

Déjenos sus comentarios

Otros Artículos de Interés

Nota Editorial

LEER ARTICULO

Viva sus espacios con lo rústico y contemporáneo

LEER ARTICULO

El ajo y sus insólitos beneficios para la salud

LEER ARTICULO

Subscribete a nuestro boletín informativo mensual

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Copyright © 2019 La revista digital www.revistabencomo.com  y la revista impresa BENCOMO es la representación editorial de J.M.B Multiservices- All Rights Reserved
Designed and Developed by www.carlosbauza.com

Revista BENCOMO al vender un espacio publicitario no se responsabiliza por el contenido del texto o de las imágenes publicadas en dicho espacio. El comprador o dueño del espacio publicitario asumirá la responsabilidad ante cualquier demanda o reclamación dirigida a su publicidad, incluyendo demandas de propiedad intelectual o derechos de autor..