Añorada Cuba

La nostalgia de un antídoto contra el olvido
Por Néstor Proveyer
November 1, 2019
No items found.

El padre Jorge Bez Chabebe, hincado ante al altar, le pedía al señor que lo guiara ante el infortunio de su patria. Habían pasado casi cuatro años desde aquel fatídico 1959 cuando su amadísima Cuba cayó en el caos y el fuego. Se luchaba desde todos los frentes contra la dictadura de Fidel Castro y Miami era el epicentro de esa batalla. 

Desde una modesta parroquia situaba en el oeste de Hialeah, el Padre Chabebe buscaba mitigar las crecientes carestías de los miles de exiliados cubanos que día a día llegaban a Miami. Más que lo material, que era mucho para la mayoría que tenía que empezar, lo que más golpeaba a los exiliados y preocupaba al sacerdote era la nostalgia ante la patria perdida. 

Fue entonces que por inspiración divina decidió hacer un espectáculo cultural que preservara la memoria histórica del país que lo vio nacer. Lo llamó Añorada Cuba.

Nadie mejor para rememorarlo que Miguel Cruz Peraza, cubano digno y patriota inclaudicable exmiembro de la Brigada de Asalto 2506. Desde la presidencia del Instituto de Arte Latinoamericano, Cruz ayudó a Añorada Cuba con fondos y logísticas para su desenvolvimiento. 

El Padre Chabebe le confió todo el archivo del espectáculo con la única condición de que ese gesto por la libertad de Cuba no se olvidara.

Desde su casa, bajo aromáticas tazas de café cubano hecho por Raida, su esposa por más de 53 años, Cruz recuerda con nostalgia Añorada Cuba con sus luces y también sus sombras.

“Concebida y articulada por ese gran hombre que fue Jorge Bez Chabebe, comenzó como una puesta en escena modesta y se convirtió en un espectáculo grandioso lleno de fe católica y sobre todo patriótica que no solo se presentó con éxito rotundo en Miami, sino tambien en diferentes ciudades de la nación y en varios países del hemisferio occidental. 

Todavía se recuerdan las memorables actuaciones en 1967 en Nueva York y en Puerto Rico del 1 al 4 de julio en el Estadio Hiram Bithorn; lleno completo cada día”. 

No items found.

Cruz hace una pausa para tomar el café y prosigue con inusitada energía que se trasluce en el brillo de sus ojos. “Era un espectáculo monumental donde participaban más de 100 cantantes, músicos, bailarines y actores. Allí cantaron figuras como Olga Guillot y Celia Cruz, las sopranos Marta Pérez y Martha Hevia; la cantante lírica Zoraida Marrero y Leonor Prieto. También el tenor Antonio Curbelo; Frank Toledo y Lázaro Díaz en el cancionero”.

La puesta en escena continuaba y Cruz se emocionaba cuando se abría el telón y aparecía el actor Rolando Ochoa sentado en pose meditativa y un niño pequeño se le acercaba y le decía: “Abuelito, ¿cómo era Cuba?” De ahí en adelante se desata todo un peregrinar por la música, el bailes y los pregones en un frenesí vibrante de cubanía que culmina con la aparición de una inmensa Virgen María con un niño en brazos. Inmediatamente sedespliega una inmensa bandera cubana bajo los acordes del Himno Nacional.

“No todo fue color de rosa en Añorada Cuba. Se tuvieron que vencer muchos obstáculos para la puesta en escena de una obra de tal magnitud, pero lo más doloroso fue que quisieron escamotearle el nombre del espectáculo a su fundador, el Padre Chabebe. Gente de voluntad patriótica se le unió y llevamos el asunto a los tribunales. La justicia falló a nuestro favor”. 

El Padre Jorge Bez Chabebe fue también un destacado poeta, periodista, escritor y locutor de radio y televisión. En la literatura destaca su libro Dios me hizo cura, que relata sus memorias, todo lo que hizo por una Cuba libre y porque las nuevas generaciones de cubanos nacidos en el exilio conocieran y no olvidaran nunca su patria.

Uno de los documentos que Cruzguarda con recelo es una carta que le envió el Padre Chabebe meses antes de morir agradeciéndole a su esposa y a él todos los esfuerzos realizados desinteresadamente en favor de Añorada Cuba.

“Mucho más se tendrá que escribir de la memoria histórica de este exilio y de lo que fue y significó el espectáculo Añorada Cuba. Terminemos con la voz y el espíritu del Padre Chabebe cuando sentenció: ‘Añorada Cuba es un mensaje musical y patriótico sintonizado con el amor de Dios y nuestra Inolvidable Cuba”.

Déjenos sus comentarios

Otros Artículos de Interés

Inmigración Ataque a la unidad familiar

LEER ARTICULO

La apnea del sueño Una lucha por respirar y dormir

LEER ARTICULO

Bobby Salamanca Jr. “Me sentía en el cielo cuando salía al terreno”

LEER ARTICULO

Buscando la verdad: cómo vencí al cáncer

LEER ARTICULO

Subscribete a nuestro boletín informativo mensual

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Copyright © 2019 La revista digital www.revistabencomo.com  y la revista impresa BENCOMO es la representación editorial de J.M.B Multiservices- All Rights Reserved
Designed and Developed by www.carlosbauza.com

Revista BENCOMO al vender un espacio publicitario no se responsabiliza por el contenido del texto o de las imágenes publicadas en dicho espacio. El comprador o dueño del espacio publicitario asumirá la responsabilidad ante cualquier demanda o reclamación dirigida a su publicidad, incluyendo demandas de propiedad intelectual o derechos de autor..