Editorial

Por Editorial Revista Bencomo
August 24, 2020

¡Bienvenidos! El 2020 no ha sido nuestro año y definitivamente nos ha enseñado cómo nada es seguro en esta vida. Han pasado los meses y todo a nuestro alrededor se ha tornado desconocido -aún en la cotidianidad más simple- lo que también nos ha dado la medida de que lo que ocurre en el exterior, fuera de nuestros hogares, tiene un peso muy significativo en nuestro quehacer.

Nuestro año, el que parecía estar lleno de buenaventura, dio un giro inesperado y ató nuestras manos, nos envió de nuestros trabajos a las casas, nos obligó a cerrar bares, restaurantes, parques y otros muchos lugares que aún no ha reabierto del todo. Todavía estamos aprendiendo a cómo lidiar con esta nueva normalidad en donde todo ha pasado a ser virtual.

Ha sido y continúa siendo un proceso difícil para todos. Nadie lo esperaba y nadie imaginaba cómo podría cambiar todo de un día a otro. Sin embargo, la esperanza no debe cesar ahora, solo debemos aprender a modificar las cosas y a ser pacientes… esto nos traerá sorpresas.

En medio de la pandemia de coronavirus, y aún sin un futuro claro de retorno a la normalidad, podemos decir que, aunque vamos cambiando y amoldándonos a esta nueva realidad, siempre existe una pequeña añoranza por las cosas que quisimos hacer y las dejamos guardadas en un cajón pensando que el mañana estaba seguro.

¿De qué hablamos? De cosas tan sencillas como caminar por las calles sin temor a que una gotícula de coronavirus pueda ponernos entre la vida o la muerte, sentarnos en un café sin tener que estar pendientes de no tocar nada que pueda contagiarnos o incluso visitar a familiares y amigos con la tranquilidad de que todos están sanos. 

A simple vista parecen cosas cotidianas, y lo son. Pero por ahora no serán lo suficientemente seguras para hacerlas como antes. Aunque hayan pasado meses desde que en marzo el COVID-19 fue declarado pandemia es ahora cuando menos debemos bajar la guardia porque además de que aún no existe una vacuna y estamos recién descubriendo todo lo relacionado con el virus, se aproxima el otoño y llega el flu (la gripe).

Es por este que debemos extremar precauciones al tiempo que extremamos algo muy importante: el cuidado y el amor propio para salir ilesos de esta situación caótica. No debemos dejar que el miedo nos orrille pero tampoco vivir como si no existiera la delicada situación que se ha cobrado cientos de miles de vidas en Estados Unidos y cientos de miles más en otros países.

En tiempos como ese ningún consejo médico o sobre nuestro estado emocional está de más por mucho que lo hayamos escuchado. Tampoco sobra estar presente a través de una llamada o un mensaje. No perdemos nada con estar cerca y es por eso que desde la Revista Bencomo los invitamos a ser proactivos, tomar la iniciativa y siempre pintar una sonrisa en el rostro.

¿Cómo proceder entonces? Mantengamos la calma, disfrutemos de los momentos en casa con los nuestros y no olvidemos que el tiempo pasa y nunca más se puede recuperar. Es trillado decirlo, pero solo nos percatamos cuando ya estamos al final del camino que repasamos nuestras vidas. No somos eternos como tampoco esperamos que lo sea el coronavirus.  

Déjenos sus comentarios

Otros artículos de interés

Pintores españoles del siglo xx

LEER ARTICULO

Guajira Guantanamera

LEER ARTICULO

Daysi Ballmajó Un rostro de Miami

LEER ARTICULO

Vehículos autónomos el futuro ya está aquí

LEER ARTICULO

Subscribete a nuestro boletín informativo mensual

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Copyright © 2019 La revista digital www.revistabencomo.com  y la revista impresa BENCOMO es la representación editorial de J.M.B Multiservices- All Rights Reserved
Designed and Developed by www.carlosbauza.com

Revista BENCOMO al vender un espacio publicitario no se responsabiliza por el contenido del texto o de las imágenes publicadas en dicho espacio. El comprador o dueño del espacio publicitario asumirá la responsabilidad ante cualquier demanda o reclamación dirigida a su publicidad, incluyendo demandas de propiedad intelectual o derechos de autor..