El legado de amor de Ivonne González

Por Julio Llerena
October 15, 2020

Para conocer a Ivonne González bastaba verla trabajar. Como ortopedista especializada es prótesis mamarias, recibía a sus pacientes en las oficinas de Health Medical Equipment, Inc. y, sin importar la gravedad de la dolencia, las atendía siempre con una sonrisa, con una familiaridad extrovertida que las hacía de inmediato sentirse bien, llenas de esperanza. A veces sus pacientes llegaban abatidas, devastadas por las consecuencias del cáncer en su cuerpo. En esos casos recurría a la fe: oraba con ellas y ponía su destino en manos de Dios.

Todo eso era Ivonne González: trabajo, calidez familiar y fe. Lamentablemente falleció en julio víctima de la pandemia de COVID-19 que ha cobrado ya casi 200,000 vidas solo en los Estados Unidos. Health Medical Equipment es la empresa que los esposos José e Ivonne González fundaron hace más de 30 años y donde la familia encontró su sustento. 

“Mami era el alma de nuestra compañía, esta era su pasión”, dice su hijo Fernando González, quien además de trabajar en la empresa familiar se desempeña como pastor cristiano. “Mami era una luchadora que llegó a Estados Unidos en 1961 con solo 12 años”, agrega. El padre y la esposa de Fernando también contrajeronel virus, pero lograron sobrevivir. Ambos trabajan en Health Medical Equipment y sienten poderosamente la ausencia de la matriarca en las oficinas, que se encuentran ahora en plena remodelación.

“Mami era muy extrovertida, hablaba alto y se la escuchaba en toda la oficina”, dice Fernando con una sonrisa. Sus pacientes, dice, eran también sus amigas de algún modo. La mañana que nos encontramos a conversar para este artículo, una paciente llegó con un regalo para Ivonne, y recién entonces se enteró de su fallecimiento. “Nuestros clientes se van enterando de a pocos y es un golpe tremendo para ellos”, agrega Fernando. 

Su madre, simplemente, no soportaba el sufrimiento ajeno. Y si, por alguna razón, una paciente no tenía un buen seguro movía cielo y tierra para conseguirle lo que necesitaba. “Tranquila”, le decía, “todo va a salir bien, vas a estar bien, vamos a ponerte bonita”

La pandemia del coronavirus no discrimina, y aunque muchos la llaman “el enemigo silencioso”, en realidad el drama de la familia González se ha repetido de modo estrepitoso en miles de hogares, en la forma de ese vacío repentino, irreparable, injusto y absurdo, contra el cual solo queda el remedio último de la resignación.

Para la familia González, la mejor manera de superar el dolor, o por lo menos intentarlo, es seguir adelante con la empresa familiar. “Es lo que ella esperaría de nosotros”, dice Fernando. De hecho, remodelar las oficinas era la sorpresa que pensaban darle a “mami” para cuando recuperara la salud y saliera del hospital. Hoy, sin embargo, es una forma de empezar de nuevo y de seguir dando a la comunidad el amor y el servicio que los González aprendieron en casa.

Déjenos sus comentarios

Otros artículos de interés

Miguel A. Cruz Peraza Relatos de Cuba desde una segunda Patria

LEER ARTICULO

De belleza con extensiones de cabello

LEER ARTICULO

Mascotas Responsabilidades y beneficios para los niños y adultos

LEER ARTICULO

Lilian Delgado Una mujer que pinta flores

LEER ARTICULO

Subscribete a nuestro boletín informativo mensual

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Copyright © 2019 La revista digital www.revistabencomo.com  y la revista impresa BENCOMO es la representación editorial de J.M.B Multiservices- All Rights Reserved
Designed and Developed by www.carlosbauza.com

Revista BENCOMO al vender un espacio publicitario no se responsabiliza por el contenido del texto o de las imágenes publicadas en dicho espacio. El comprador o dueño del espacio publicitario asumirá la responsabilidad ante cualquier demanda o reclamación dirigida a su publicidad, incluyendo demandas de propiedad intelectual o derechos de autor..