Jessica L. Joseph, La compasión, una forma de vida
Por Julio Llerena
August 1, 2021

La labor de un hospicio es tan difícil como hermosa. Difícil porque consiste en brindar a una persona los mejores cuidados de salud y espirituales en sus últimos días de vida, y eso, irremediablemente, significa aceptar que una vida —la de alguien que uno ama— está por apagarse. Pero, al mismo tiempo, hay una enorme nobleza en hacer de ese último tramo del camino una experiencia digna, decorosa y compasiva. Jessica Joseph entiende así la misión del Catholic Hospice, donde se desempeña como Directora de Filantropía y Relaciones Públicas desde hace casi diez años. La revista            Bencomo dialogó con ella para conocer los logros, desafíos y satisfacciones de ser parte de esta institución.

Siento que para trabajar en un lugar como el Catholic Hospice se necesita una enorme vocación humanitaria. ¿Cómo ha sido esta experiencia?

Ha sido una aventura maravillosa. Mi trabajo es establecer relaciones y recaudar fondos para la organización, pero soy parte de un equipo enorme que ha crecido mucho desde su fundación hace 33 años. Tenemos alrededor de 400 empleados entre médicos, enfermeros, asistentes de enfermería y trabajadores sociales, y cubrimos los condados de Miami-Dade y Broward.

La organización es realmente enorme. Sin embargo, tengo la impresión de que pocos saben de su existencia en nuestra comunidad.

Creo que eso puede deberse al desafío de educar a la población sobre el hospicio, no solo sobre su existencia sino también sobre los beneficios de un servicio como el nuestro. Existen actualmente muchos hospicios en el sur de Florida, pero lo que nos distingue de los demás es que atendemos a pacientes de todos los credos religiosos y que somos una organización sin fines de lucro, eso es importante.

También debe ser difícil el hecho de que los hispanos seamos culturalmente reacios a hablar del fenómeno inevitable de la muerte.

Hemos tenido esos desafíos con frecuencia. Pero creo que esto se debe a que las familias hispanas son particularmente unidas y no quieren ver partir a un ser querido. Por eso es tan importante la educación, explicarle a la familia cada paso del proceso de asistencia, y esto incluye cosas tan sencillas como bañar al paciente, medir sus signos vitales, o el manejo de síntomas sin dolor. Con esa información los familiares pueden entender que nuestro objetivo es darle paz espiritual a su ser querido.

¿Qué tipos de servicios ofrece el hospicio?

No solo contamos con un equipo de médicos expertos, enfermeras y trabajadores sociales, sino que Catholic Hospice brinda una variedad de servicios tales como apoyo espiritual y de duelo por parte de nuestros sacerdotes, capellanes y rabinos. También contamos con musicoterapia, Pet Peace of Mind, un programa donde los voluntarios y sus animales de servicio brindan consuelo (nosotros honramos veteranos) y Camp Erin, un campamento gratuito de duelo durante un fin de semana para niños que han perdido un ser querido. Catholic Hospice también tiene un programa de voluntarios y tres centros de atención para pacientes hospitalizados que incluyen salas privadas, familiares, espirituales y un equipo dedicado al paciente y su familia. Catholic Hospice depende de la comunidad para recibir apoyo filantrópico.

Se suele decir que las personas son como son de verdad en sus últimos momentos. ¿Cree que es así?

Es muy posible. Las historias que recibo son de personas que se van en paz, reconciliadas con lo inevitable. Recuerdo el caso del padre de una amiga. Cuando vi el rostro de aquel señor pude percibir que estaba en paz, que ya no sufría dolor. Para mí eso es hermoso porque esa paz se refleja también en la familia, y cuando eso ocurre podemos decir que hemos hecho nuestro trabajo. De hecho, otro de nuestros servicios es hacer realidad un último deseo para el paciente, es decir, todo lo que esté en nuestras manos para que la persona se vaya en paz.

¿Cuál es el último deseo más difícil que haya hecho realidad de los que pueda recordar?

Uno que me tocó el corazón fue el de un padre que pidió ver por última vez a su hijo, a quien no había visto en muchos años. El hijo estaba, si no me equivoco, en Georgia y el padre, aquí en la Florida. Nosotros encontramos la forma de que el hijo viajara a Florida y estuviera con su padre en sus últimos días. Ese es un ejemplo de la importancia de recaudar fondos. 

Pero también hemos ayudado a gente que simplemente pide ver el océano y respirar la brisa marina por última vez. En una ocasión, una anciana pidió que organizáramos el quinceañero de su nieta en el hospital donde se encontraba, porque ella no quería perderse ese evento. ¡Y le llevamos la fiesta a ella!

¿Importa la edad también? Quiero decir, desafortunadamente, quien necesite del hospicio puede también ser una persona joven.

La edad no importa. Puede tratarse de un niño en cuidados pediátricos, o un anciano, o alguien de 40 años. Cualquiera puede recibir un diagnóstico de seis meses o menos de vida. Desgraciadamente, eso pasa.

Entiendo que realiza una labor noble pero que también puede ser dolorosa. ¿Cómo se mantienes serena con un trabajo tan conmovedor?

Te cuento una historia: mi abuelo recibió la asistencia del Catholic Hospice hace unos veinte años. En esa época yo no sabía sobre este servicio. Pasó el tiempo y cuando me uní al hospicio me encontré con el médico que había atendido a mi abuelo. Y en ese momento sentí que estar allí era parte de un llamado vocacional. Pasaron los años y mi abuela también recibió el servicio del Catholic Hospice. 

He acumulado tantas historias y derramado tantas lágrimas que creo haber desarrollado una gran fortaleza, al igual que todos los miembros del equipo del hospicio. No podemos olvidar que el objetivo final es darle consuelo al paciente, aliviarle el dolor y el sufrimiento, y eso es lo más importante de nuestra misión.

Catholic Hospice

14875 NW 77th Avenue, Suite 100

Miami Lakes, FL 33014

Teléfono: 305-822-2380

Email: jessylj@catholichospice.org

www.catholichospice.org

Déjenos sus comentarios

PORTADA: Alejandra Molina
Director Creativo: Carlos Bauza
Fotografía: Rose Photo Studio

Artículos Edición Octubre 2021

Nuestros Anunciantes

Otros artículos de interés

Buscando la verdad: cómo vencí al cáncer

LEER ARTICULO

Pintores españoles del siglo xx

LEER ARTICULO

Bajo el espectro del Autismo

LEER ARTICULO

Inmigración Ataque a la unidad familiar

LEER ARTICULO

Subscribete a nuestro boletín informativo mensual

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Copyright © 2021 La revista digital www.revistabencomo.com  y la revista impresa BENCOMO es la representación editorial de J.M.B Multiservices- All Rights Reserved
Designed and Developed by www.carlosbauza.com

Revista BENCOMO al vender un espacio publicitario no se responsabiliza por el contenido del texto o de las imágenes publicadas en dicho espacio. El comprador o dueño del espacio publicitario asumirá la responsabilidad ante cualquier demanda o reclamación dirigida a su publicidad, incluyendo demandas de propiedad intelectual o derechos de autor..