Llegar a tiempo al paciente que más lo necesita. La inmensa labor de los médicos en Cano Health
Por Omar Claro
August 1, 2021

Detrás de la generalizada mascarilla fulgura una sonrisa que contagia. Es egresado de neurociencia en la Universidad de Miami y posee una maestría de salud pública y el título medico de Nova Southeastern. El doctor Marlow Hernandez, de 36 años, lidera la firma de salud de mayor crecimiento en Estados Unidos: 112,000 miembros en cuatro estados y territorios de la nación es una cifra gigante cuando se habla del cuidado sanitario a personas de avanzada edad. Cano Health administra 65 centros médicos en Florida y experimenta un equilibrado crecimiento a nivel nacional, elegido entre los 50 líderes latinos más influyentes por la Cámara de Comercio Hispana de la Florida. Su madre es dentista y su padre arquitecto, presentador y empresario de la industria del entretenimiento. Durante la pandemia, el doctor Marlow Hernández ha reforzado su liderazgo profesional y sanitario con sus acertadas presentaciones en las estaciones de televisión nacionales y locales.

Doctor, ante el impacto del COVID-19, ¿cuáles fueron los desafíos de Cano Health?

Entender el virus que causó la pandemia y llevar a cabo las pruebas necesarias para poder descartar otras enfermedades respiratorias del escenario médico. Con estos elementos creamos el protocolo de tratamiento y cómo aplicarlo a nuestros pacientes de forma no presencial a través de la nueva tecnología de la telemedicina (televisitas). Cano Health creó una plataforma digital para gestionar todo lo relacionado al coronavirus, dirigida a educar y minimizar el riesgo de contaminación, rastreo de contactos en caso de algún positivo, además de realizar los sondeos necesarios con la finalidad de detectar a tiempo cualquier dolencia del paciente. 

Los cuidados primarios de Cano Health han sido vitales para minimizar gastos adicionales en visitas a los hospitales y sin ingresar un centavo más a la compañía. Estos protocolos sanitarios llevaron a Cano Health a un 60% menos de mortalidad en casos de COVID-19 referente a la población comparable en el estado de Florida. El COVID-19 ha sido un enorme reto. De una compañía tradicional hemos ido directamente a una digital con la atención en algún momento de hasta el 95% de nuestros pacientes, apoyados en las televisitas y alrededor de 1,800 asociados. Mantener las operaciones diarias de la empresa quizás haya sido el mayor desafío y más aún conservar la atención integral de los miembros.

Cano Health mantuvieron las puertas abiertas y jamás quedo sin empleo ni siquiera uno de nuestros asociados. Cano entrega las medicinas en la comodidad del hogar, una práctica que ya veníamos realizando. Pacientes y proveedores han sido nuestra prioridad en estos tiempos tan difíciles. Este cambio de paradigma que implica la crisis del coronavirus no es algo episódico, sino que ha implicado ofrecer más servicios a nuestros pacientes sin gastos adicionales.

¿Usted cree que la pandemia dio el impulso final para redefinir el plan de negocios de Cano Health?

Ahora mismo estamos en los detalles finales para abrir centros por primera vez en Nuevo México y otros estados. Al finalizar el 2021 se agregarán entre 15 y 20 nuevas instituciones de Cano para el cuidado primario. La proyección es alcanzar el centenar antes de fin de año.

¿Qué nos puede adelantar del futuro de Cano Health?

Cano Health está comprometido con la salud pública, aplicar nuestra propia cultura, la cultura Cano. Tenemos mucho entusiasmo y certeza sobre nuestros planes a corto, mediano y largo plazo. Llegar a tiempo a ese paciente que más lo necesita.

¿Cómo gestiona la contratación del personal médico?

Seguimos un riguroso proceso de chequeo y balance de todo nuestro personal médico y administrativo. Todo depende de las características de la comunidad donde brindamos nuestros servicios. A modo de ejemplo, no vamos a traer a Miami un profesional de Houston para que de sus servicios aquí o viceversa. Apostamos en buscar y encontrar el personal local. Tomando de base este punto, nuestra política de contratación apunta primero a las habilidades profesionales y luego a que estos profesionales entiendan la cultura de nuestros pacientes en sus respectivas comunidades, solo así se conseguirá una confianza mutua. Después, le prestamos mucha atención a los estudios continuos, nuestros profesionales se mantienen al día en cuanto a las nuevas técnicas quirúrgicas, medicamentos, avances de la tecnología. En Cano seguimos un protocolo intenso. La calidad de los servicios es altamente competitiva y profesional.

Usted pertenece a la generación millennial que ha crecido en el mundo de Facebook e Instagram, adictos a la dopamina que generan las redes sociales y el uso del celular, sin embargo, doctor, a usted rara vez se le ve conectado.

Apenas uso las redes sociales. En esta parte de la nueva tecnología me inclino más a la vieja escuela: la conversación cara a cara con el paciente. Pero, en los momentos actuales donde hemos aplazado los abrazos y darnos las manos con quienes no convivimos se impone el teletrabajo y durante los últimos 12 meses muchas de nuestras reuniones administrativas en Cano Health se realizan a través de Zoom o Microsoft Teams. Mi opinión es que estos mítines virtuales le restan bastante a la interacción personal. La presencia cara a cara no es casual, en la medicina resulta indispensable en las conversaciones privadas, en los exámenes físicos y para que exista una mejor transparencia entre médico y paciente. La tecnología ayuda y conecta, pero jamás podrá reemplazar el hecho de hablar cara a cara.

¿Qué le dicen sus pacientes y la gente en la calle la ver sus presentaciones en Univisión y otras estaciones nacionales y locales?

Los comentarios son positivos. Siento que mi corazón está en el lugar correcto, mi vida transcurre a la par de la salud pública. No voy a la televisión para hablar o promocionar a Cano Health, mi responsabilidad es ofrecerles seguridad y confianza a nuestros pacientes. Aprecio mi profesión y todo lo que busco es mejorar la calidad de vida de la gente, un corazón lleno de felicidad. Ojalá y pueda dejar este legado.

Doctor, ¿cuántas horas usted trabaja a la semana?

Cuántas horas no trabajo sería una pregunta más fácil para mí. Te hablo de cinco o seis horas libres fuera de mis obligaciones profesionales. Un tiempo bien limitado para compartir junto a mi familia. A veces le comento a los ejecutivos de Cano que si encuentran a otra persona que en menos tiempos pueda realizar mi trabajo estoy dispuesto a cederle mi posición en la compañía. Aún no lo han conseguido.

¿Es usted un aliado de la tecnología en la medicina? 

En Cano somos innovadores por naturaleza. Gracias a la tecnología hemos podido acelerar y expandir nuestro modelo de negocio. Contamos con un servicio de urgencia los siete días de la semana en esta nueva normalidad. Aunque se ha impuesto la telemedicina nosotros no hemos renunciado a dos de nuestros pilares básicos: la consulta cara a cara con nuestros pacientes y brindar un cuidado integral de la salud.

Déjenos sus comentarios

PORTADA: Alejandra Molina
Director Creativo: Carlos Bauza
Fotografía: Rose Photo Studio

Artículos Edición Octubre 2021

Nuestros Anunciantes

Otros artículos de interés

El ajo y sus insólitos beneficios para la salud

LEER ARTICULO

Buscando la verdad: cómo vencí al cáncer

LEER ARTICULO

EL Cusco El ombligo del mundo

LEER ARTICULO

Ovnis y quesos: dos festivales curiosos del mundo

LEER ARTICULO

Subscribete a nuestro boletín informativo mensual

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Copyright © 2021 La revista digital www.revistabencomo.com  y la revista impresa BENCOMO es la representación editorial de J.M.B Multiservices- All Rights Reserved
Designed and Developed by www.carlosbauza.com

Revista BENCOMO al vender un espacio publicitario no se responsabiliza por el contenido del texto o de las imágenes publicadas en dicho espacio. El comprador o dueño del espacio publicitario asumirá la responsabilidad ante cualquier demanda o reclamación dirigida a su publicidad, incluyendo demandas de propiedad intelectual o derechos de autor..